Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune by mail

Los de Siempre... ¿Se acuerda?

Publicadas por juan alberto Guttlein
El momento que vivía el país y cada uno de los jóvenes de aquel entonces (léase década del 70), era de efervescencia popular. No había medios pelos, ni medias tintas.
Eran tiempos de definiciones y de poner manos a la obra. Cada cual pugnaba por ganarse el derecho de poder hablar y opinar. Para ello, nos preparábamos, estudiábamos, leíamos y analizábamos con suma minusiocidad cada momento político, cada movimiento artístico y estábamos pronto a cualquier novedad de la ciencia.
Por ello, un debate en el centro estudiantil, en una samblea partidaria o simplemente en una mesa de café era realmente miticulosa e inteligente. Tanto, que hoy - a la distancia- se me ocurre compararlas con una operación de corazón abierto. Si, no se rían.
La seriedad, respeto y conocimientos puestos al servicio de los fundamentos de cada frase, lo hacen pensar así.
Se hablaba con fundamento y convencidos de lo que se pensaba, de lo que era útil para el barrio, el pueblo, la ciudad, el país y el mundo.
Se soñaba globalmente (¿vio que no es un invento YANQUI?) no se nos caía la mirada en la punta de la nariz.
Y ante ese púeblo, de esa gente, el cantor popular debía plantarse con argumentos, poesía y música de calidad. Era muy corta la carrera de un cantor si no tenía FUNDAMENTOS, si no era el catalizador de las ideas y la preocupación de la gente.
El pobre, el laburante tenía mejor acceso legal a la música y pagar una entrada para ver a un artista, no era privarse de la leche de los chicos al día siguiente.
No nos mandábamos mensajitos, las cosas se decían cara a cara, muchas veces, arriesgando a ser violentados como muchos lo fueron.
En medio de ese mundo incréible e irreepetible, aparecieron Los de Siempre.
Daniel Altamirano, recien dejaba a sus hermanos, con los cuales llegó a ser revelación Cosquín con Los Altamirano.
Cesar Coco Martos, cansado de una carrera extenuadora con Los Tucu Tucu y abierto a las nuevas manifestaciones, deja el grupo y se suma a este trío.
Julio Senz, director musical de una grabadora, buen músico y con ideas renovadoras, se suma a una idea que nace en medio de una época convulsionada y copada por el movimiento del Rock Nacional.
Mil veces me pregunté si valió la pena dejar a los Tucu sin Martos o a Los Altamirano, sin Daniel.
Pero ya está, tambien son historia y la historia no se revierte, se estudia y se acepta. Solo la realidad es posible cambiar, pero veo que son pocos los interesados.
Vaya este pequeño aporte para que los conozcan lo que no sabían de su calidad, y para recordarlos aquellos que los aplaudieron y escucharon.

Hacer Click aquí: http://sharebee.com/bddca6b9

NOTA:
Todos sabemos que está prohibido lucrar en internet con la música, por cual la intención de éste artículo es que ustedes puedan oir un archivo, que luego deben destruír.
Aún hoy, los CD de Los de Siempre están en venta.
Si Ud. los compra, apoyará la cultura popular.
Cumpla con la ley.
You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "Los de Siempre... ¿Se acuerda?"

About Me

Mi foto
juan alberto Guttlein
Quiero lograr que el Tango sea una manera de vivir, un pretexto para ser feliz y una forma de contacto mundial con el mismo idioma: La danza, la poesía y la música.
Ver mi perfil completo

ChatBox

Lorem Ipsum dolor...

Por colaboraciones, publicar artículos o solo para retarme o saludar, comunicarse a:
-------------------------------
jagperiodismo@gmail.com
-------------------------------

Labels